sábado, 2 de noviembre de 2013

Postura La Amazona


En la postura La amazona, el hombre se tumba y levanta sus piernas, levemente flexionadas sobre su pecho. Tú debes acoplarte de cuclillas sobre su posición, y a partir de ese momento tú marcas el ritmo. Siéntate sobre su pene lentamente y juega a controlar la profundidad de las penetraciones. Advertimos que esta postura no puede mantenerse mucho tiempo, ya que toda la tensión y el peso recaen sobre tus piernas.